Visitas

6/recent/ticker-posts

La NASA ofrece un premio millonario para desarrollar energía lunar

La NASA pretende regresar a la Luna utilizando en el programa Artemis tecnologías innovadoras para explorar más superficie selenita que nunca. Esto requerirá sistemas que puedan entregar energía continua y fiable para apoyar la minería y la construcción, las actividades de investigación y la vivienda humana. La segunda fase del concurso ‘Watts on the Moon’ ofrece hasta 4,5 millones en premios para diseñar un prototipo que aborde las brechas tecnológicas a la hora de transmitir y almacenar energía.

Maximizar la eficiencia del sistema y minimizar su masa será una parte importante de lo que los participantes abordarán, dado que transportar el equipo necesario para mantener la presencia humana en Selene requerirá múltiples misiones. Este desafío busca tecnología avanzada que esté bien posicionada para progresar hacia la preparación para el vuelo y la operación futura en la superficie lunar después del desafío.

«Concursos como ‘Watts on the Moon’ nos dan la oportunidad de utilizar la creatividad de la industria, la academia y el público para impulsar nuestro regreso a la Luna», dijo Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misión de Tecnología Espacial en Washington. «Espero ver cómo sus soluciones también pueden tener aplicaciones importantes aquí en la Tierra y ayudar a avanzar en tecnologías similares para aplicaciones y comercialización terrestres».


© Pixabay


La Fase 1 del concurso se inauguró en septiembre de 2020 y se centró en la ideación de soluciones de gestión, distribución y almacenamiento de energía. En mayo de 2021, siete ganadores recibieron un total casi 500.000 euros. Para competir en la Fase 1, los equipos tenían que presentar ideas para respaldar aspectos de un escenario de misión hipotético: recolectar agua y oxígeno de un cráter oscuro en el Polo Sur de la Luna con energía generada por una planta de energía ubicada en el borde exterior del cráter.

La agencia norteamericana ha invitado ahora a los participantes anteriores y a los nuevos equipos a competir en la Fase 2. «Alentamos a los sectores académico y privado a enviar trabajos o incluso unir fuerzas para hacerlo», dijo Marla Pérez-Davis, directora del Centro de Investigación Glenn en Cleveland. «Aquí diseñamos, desarrollamos y probamos tecnologías innovadoras para avanzar en las misiones en aeronáutica y exploración espacial. Mientras lideramos este desafío, esperamos muchas innovaciones para impulsar las operaciones en la Luna y más allá».

Los equipos pueden registrarse para competir en el sitio del concurso antes del 15 de junio. La fase 2 del desafío durará 30 meses y se llevará a cabo en tres segmentos, denominados niveles de competencia. En cada nivel de competencia, los equipos elegibles presentarán los materiales requeridos y serán evaluados por su presentación y puntuados por el jurado. Hasta siete ganadores del nivel uno de la competencia avanzarán al nivel dos y recibirán parte de la bolsa de premios cercana a los 1,4 millones. 

Hasta cuatro ganadores del nivel dos de la competencia avanzarán al nivel tres y recibirán premios de casi 1,6 millones. Hasta dos equipos serán reconocidos como ganadores en el nivel tres de la competencia, donde el equipo en primer lugar recibirá alrededor de un millón y el segundo recibirá un montante cercano a los 500.000 euros.

Publicar un comentario

0 Comentarios