Visitas

6/recent/ticker-posts

Francia presenta en Abu Dhabi un prototipo hinchable de hábitat lunar

Primero fueron los estadounidenses SOM. Ahora es el turno de la empresa emergente francesa Spartan Space. Ambas han diseñado prototipos hinchables de unidades que pueden usar los astronautas para vivir en el futuro en la superficie lunar. La compañía gala exhibe su EuroHab actualmente en la Universidad de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), donde la responsable de esta estructura ha preparado una presentación para acercar a los estudiantes el mundo de la arquitectura espacial. No obstante, la firma quiere llevar su hábitat lunar a un lugar más remoto para probarlo: el desierto de los EAU. 

Los sujetos de la investigación pasarían allí semanas aislados y simularían futuras misiones a Selene. La experiencia en el campus le ha servido a la firma del país de los croissants para preparar el sistema con esta finalidad. «Ha sido muy útil porque necesitas algún tipo de entorno técnico para configurarlo», asegura el fundador de Space Spartan, Peter Weiss. Su idea es poner la plataforma a disposición de las entidades locales, que probarían allí su tecnología y llevarían a cabo los entrenamientos de cosmonautas. «Estaría vinculado a un centro de control en algún lugar aquí o en Europa. E incluso podría ser una cooperación europeo-emiratí», adelanta el responsable. 


Prototipo del EuroHab. © Spartan Space


EuroHab, que puede albergar hasta cuatro personas, actuaría a modo de refugio secundario para los módulos de aterrizaje. Los astronautas lo usarían para vivir mientras se encuentren sobre el regolito. Esto permitiría a los seres humanos explorar la superficie selenita durante períodos más largos. Y es que durante la era Apolo, los cosmonautas solo podían permanecer en el exterior por un tiempo limitado antes de que fallara el sistema de soporte ligero de su traje y tuvieran que regresar a la nave. El globo se instalaría en el módulo de aterrizaje y se inflaría automáticamente una vez se envíe el comando oportuno desde la Tierra. Varias esclusas de aire mantendrían alejado el polvo lunar. 

El exterior de la estructura estaría dotado de paneles solares para recargar el suministro de energía del hábitat. La compañía no ha firmado aún ningún acuerdo para incluir el EuroHab como parte de una futura misión a la Luna. No obstante, recibe ya el apoyo de la Agencia Espacial Francesa y de la Comisión de Energía Atómica de Francia. También ha sido seleccionado para conformar el programa Space Ventures del Centro Espacial árabe Mohammed bin Rashid, cuyo objetivo es ayudar a las empresas emergentes de diversas maneras, incluido el acceso a la tecnología. 

EuroHab permanecerá en la Universidad de Abu Dhabi hasta mañana. Paolo Caratelli, profesor asociado de arquitectura en el centro educativo aseguró que los estudiantes han sentido curiosidad por la llamativa estructura. «Queríamos que arquitectos e ingenieros se familiarizaran con los últimos esfuerzos espaciales, porque suponemos que dentro de esta década los humanos regresarán a la Luna». 


Publicar un comentario

0 Comentarios