Visitas

6/recent/ticker-posts

India inmortaliza 50 años después los alunizajes de Apolo 11 y 12

La agencia espacial de India, ISRO, no suele hacer públicas muchas imágenes de sus sondas. Pero ahora, ha sacado a la luz los primeros resultados científicos de la misión Chandrayaan 2 y ha sido posible contemplar varias instantáneas captadas por el orbitador. Curiosamente, la imagen que más ha acaparado la atención no tiene prácticamente ningún valor científico. Se trata de una captura de la zona de aterrizaje del Apolo 11 en la que se aprecia la etapa de descenso del módulo lunar Eagle en el Mar de la Tranquilidad, 53 años después de la llegada del Hombre a la Luna, una prueba de que este evento sí existió en realidad. 

En ella se pueden distinguir las sombras de dos de las cuatro patas metálicas del escenario de descenso. Sin embargo, estos tienen un diámetro de sólo 18 cm. En la parte inferior de la escalera (justo a la izquierda del módulo), es factible ver puntos de luz: estos son los sistemas de supervivencia que los astronautas tenían a la espalda durante su caminata espacial; se deshicieron de él antes de despegar para aligerar su nave. La bandera estadounidense, erigida con dificultad por Armstrong y Aldrin, no sobrevivió al despegue de su módulo: según Aldrin, fue derribada por los gases de escape y está en algún lugar del suelo, mezclada con el regolito. 

Lo que si se distingue es el pie que sostiene la cámara de televisión que permitió a millones de terrícolas ver a los astronautas retozando cerca de su nave. Está en la parte superior izquierda de la fotografía y puede verse por su sombra en forma de línea negra horizontal. Finalmente, al sur de lo que queda de la nave, llama la atención un pequeño punto brillante: es el reflector láser o el sismómetro, ambos instalados por Aldrin.


Apolo 11. © ISRO


La imagen fue obtenida el 2 de abril de 2021 por la cámara de alta resolución de la sonda, la OHRC (Orbiter High Resolution Camera), capaz de alcanzar una resolución media de unos 32 centímetros. Estas prestaciones hacen de ella la cámara más potente jamás lanzada a la órbita lunar, superando a la famosa cámara LROC de la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la NASA, una cámara que ya mostró en el pasado imágenes de las seis zonas de alunizaje del Apolo. El objetivo de fotografiar el lugar del alunizaje del Apolo 11 no es tanto para verificar la presencia del módulo lunar, sino como para calibrar las prestaciones de la cámara OHRC al tomar imágenes de un objeto artificial de sobras conocido situado en la superficie de un mar lunar. 

Chandrayaan 2 también tomó una bonita foto del lugar de alunizaje del Apolo 12, que llevó a Pete Conrad y Alan Bean al Océano de las Tormentas en noviembre de 1969. La iluminación solar es aproximadamente la misma y corresponde al final de un día lunar (una Luna gibosa vista de la Tierra).


Apolo 12. © ISRO


Aquí también, los sistemas de supervivencia son visibles al pie de la escalera y constituyen un gran crecimiento blanco. La bandera plantada por los astronautas sigue en pie. Como el montante metálico horizontal que debía permitirle 'flotar' no aguantó, el estandarte quedó plegado a lo largo de su mástil y proyectó una sombra en forma de triángulo muy marcado. Está al norte de la etapa de descenso (arriba en la foto).

A medio camino entre los dos, se aprecia una sombra alargada gris. Es la antena de alta ganancia, una parábola de 3 m de diámetro formada por una malla metálica. En esta foto, el Sol todavía está lo suficientemente alto como para mostrar las huellas dejadas por los astronautas. Son numerosos a la izquierda, porque han realizado varios viajes de ida y vuelta con el lugar de instalación de la estación científica ALSEP (fuera del campo) y se ve uno a la derecha que corresponde al regreso de los astronautas tras su visita a la sonda Surveyor 3, durante el segundo viaje de buceo.

Publicar un comentario

0 Comentarios