Visitas

6/recent/ticker-posts

Toyota también pone rumbo a la Luna con un vehículo de brazo robótico

Otra empresa automovilística que se apunta al carro de los alunizajes. La marca Toyota ha anunciado que está trabajando con JAXA, la agencia espacial de Japón, en el desarrollo de un vehículo para explorar la superficie lunar, con la ambición de ayudar a las personas a vivir en el satélite en 2040 y luego vivir en Marte. El Lunar Cruiser, cuyo nombre rinde homenaje al utilitario deportivo Toyota Land Cruiser, se lanzará, previsiblemente, a finales de esta década.

El automóvil se basa en la idea de que las personas comen, trabajan, duermen y se comunican con los demás de manera segura en los vehículos. «Y lo mismo se puede hacer en el espacio exterior», dijo Takao Sato, director del proyecto. «Vemos el espacio como un área para nuestra transformación única en un siglo. Allí podremos desarrollar telecomunicaciones y otras tecnologías que resultarán valiosas para la vida humana», declaró.

Gitai Japan Inc., una empresa contratada por Toyota, ha desarrollado un brazo robótico para el Lunar Cruiser, ideaso para realizar tareas de inspección y mantenimiento. Su accesorio de garra permite cambiar el extremo para que pueda funcionar como diferentes herramientas, recoger, levantar y barrer. «El desafío de despegar al espacio básicamente se había cumplido, pero trabajar en el espacio implica grandes costos y riesgos para los astronautas. Ahí es donde los robots serían útiles», razonó la firma.


Lunar Cruise. © Toyota Motor Corp/AP


La fascinación japonesa por la Luna ha ido en aumento en los ultimos años. Ispace, una empresa nipona privada, está trabajando en rovers lunares, alunizajes y tiene programado un alunizaje a finales de año. El empresario Yusaku Maezawa, que hace poco visitó –y se grabó flotando– la Estación Espacial Internacional, ha reservado también una órbita alrededor de la Luna a bordo del Starship del CEO de Tesla, Elon Musk.

Shinichiro Noda, ingeniero de Toyota, afirmó estar entusiasmado con el proyecto lunar, una extensión de la misión de larga data del fabricante de automóviles de servir a los clientes y de su idea de que el astro puede proporcionar recursos valiosos para la vida en la Tierra. «Enviar nuestros autos a la Luna es nuestra misión», dijo. La marca tiene vehículos en casi todas partes. «Pero esto se trata de llevar nuestros autos a un lugar en el que nunca hemos estado».

La compañía francesa Michelín también anunciaba hace unos días el desarrollo de un vehículo lunar con las mismas pretensiones. Su particularidad: las ruedas sin aire y en forma de 'tarta'.

Publicar un comentario

0 Comentarios