Visitas

6/recent/ticker-posts

La japonesa ispace retrasa su segunda misión privada a la Luna hasta 2024

La empresa japonesa ispace, con sede en Tokio, está planeando una serie de misiones lunares robóticas y se espera que la primera, llamada M1, visite la Luna a finales de este año. Sin embargo, en una actualización del lunes, la firma dijo que la segunda misión lunar (conocida como M2) se retrasará para «reflejar las condiciones internas y externas». La compañía no dio más detalles sobre cuáles son esas condiciones, ya que también compartió el progreso de un microrover que se espera que vuele al satélite en M2.

«El año que viene es el más importante hasta ahora para nosotros», dijo el CEO y fundador Takeshi Hakamada. «Todavía queda mucho trabajo por hacer, por lo que debemos permanecer enfocados y firmes a medida que avanzamos hacia nuestra primera misión», remató. ispace dijo que el módulo de aterrizaje para la misión M1, llamado Serie 1, está casi completamente ensamblado e integrado, en camino para su lanzamiento en el cuarto trimestre de este año.

Las actividades por venir para M1 incluyen «el acoplamiento de los ensamblajes superior e inferior principales, la instalación de componentes como radiadores, aislamiento multicapa, paneles solares, tren de aterrizaje y el mecanismo de despliegue del rover, así como las cargas útiles de los clientes», explicaron. Luego vendrán las pruebas finales y el envío a EE UU para su lanzamiento en un cohete SpaceX Falcon 9. En ese vuelo, Serie 1 llevará el rover Rashid de los Emiratos Árabes Unidos a la superficie de la Luna, junto con otras cargas útiles de los clientes.


© ispace


De cara al M2, ispace está trabajando en un rover de un solo micro que pondrá a prueba su objetivo final de enviar flotas de estas pequeñas máquinas a la superficie selenita. La compañía proporcionó pocos detalles de diseño, pero señaló que el objetivo es lograr un «rover de tamaño pequeño y poca masa». M2 también está configurado para volar en un Falcon 9. Asimismo, está desarrollando un módulo robótico más grande y complejo que podrá transportar 500 kilos de carga útil. Se supone que este módulo de aterrizaje de la Serie 2 debutará en la tercera misión de la compañía (M3). ispace no concretó si la misión M3 se retrasará como resultado del atraso de M2. 

Serie 2, que se está desarrollando con las empresas de tecnología estadounidenses General Atomics y Draper, pasó su revisión de diseño preliminar en junio. El diseño incluye «un sistema de carga útil modular con múltiples bahías de carga, lo que permite flexibilidad y optimización para una gama más amplia de clientes gubernamentales, comerciales y científicos». Y es que pretende ser uno de los primeros módulos de aterrizaje lunares comerciales capaces de sobrevivir a la noche lunar, y está diseñado para aterrizar en el lado cercano o lejano de la Selene, incluidas las regiones polares. 

La NASA y un contingente internacional de agencias y compañías espaciales también están apuntando a las regiones polares para el programa Artemis, que planea llevar personas al satélite en 2026. Se cree que los polos, protegidos permanentemente del sol, son ricos en hielo de agua. Este líquido es una piedra angular para las misiones humanas, ya que permite usar los recursos 'in situ' en lugar de transportar dicha sustancia desde la Tierra.

La Serie 2 de ispace también tiene como objetivo el programa Commercial Lunar Payload Services (CLPS) de la NASA, que es una serie de hardware científico y tecnológico programado para misiones selenitas cuya única finalidad es apoyar a Artemis.

Publicar un comentario

0 Comentarios