Visitas

6/recent/ticker-posts

Israel también se suma al proyecto Artemis de la NASA

Israel forma parte desde hoy del elenco de países que, gracias al programa Artemis de la NASA, irán a la Luna en los próximos años. El país ha firmado virtualmente con EE UU los Acuerdos Artemis, rubricados por otras 15 agencias espaciales, entre ellas las de Estados Unidos, Australia, Canadá, Italia, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Japón. No se espera que China ni Rusia se sumen al acuerdo.

Esta hoja de ruta, considerada un hito en el desarrollo del derecho espacial internacional y la cooperación en el espacio,  define las prácticas para una mejor exploración del cosmos, una medida que podría «allanar el camino hacia nuevos mundos». «Estamos orgullosos de formar parte de un número muy limitado de países que participan en Artemis», dijeron las autoridades israelíes. «Artemisa va a ser la mayor empresa de exploración espacial de la historia», se jactaron.

«Si nos remontamos a siglos atrás, gente como Marco Polo y Cristóbal Colón abrieron el camino a nuevos mundos. Artemisa es uno de esos programas que marcará el camino hacia el futuro. El mundo disfrutará de los frutos de Artemisa durante décadas», manifestaron. El acuerdo internacional tiene como objetivo devolver a los humanos a la Luna en 2026 y establecer allí una base lunar con tripulación, al tiempo que prepara una histórica expedición humana a Marte en la década de 2030. 

También incluye disposiciones relativas a la extracción de recursos y a la posibilidad de que entidades privadas participen en actividades mineras junto a organismos gubernamentales. El país espera aumentar su colaboración con la NASA en los próximos meses: «Israel quiere formar parte de este enorme esfuerzo para la investigación, la tecnología y los fines comerciales. Queremos ver florecer una industria espacial en Israel gracias a programas como Artemis».


© SpaceIL



Pero antes hay que resolver problemas de radiación, microgravedad, salud de los astronautas, aislamiento y comunicaciones. Israel ha contribuido ya a dar soluciones en varios de estos frentes. StemRad ha desarrollado un chaleco antirradiación conocido como AstroRad (en fase final de pruebas) a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). Y la NASA ha seleccionado el traje para la misión lunar Artemis.

«Una vez que empecemos a ir a Marte, la gente tendrá que pasar años en el espacio, lo que plantea muchas cuestiones y una de ellas es la seguridad», argumentaron. «Luego hay problemas como la alimentación; no puedes llevar comida para un vuelo de un año o dos años, así que ¿qué haces?», añadió. «Si vives en Marte, ¿cómo cultivas tu comida? En todos estos aspectos Israel tiene algo» que ofrecer.

En este sentido, tienen en marcha 35 experimentos científicos. Los llevará a cabo el astronauta israelí Eytan Stibbe como parte de la misión Rakia en la ISS, cuyo despegue está previsto para el 31 de marzo. Stibbe permanecerá allí una semana y examinará cómo proporcionar una nutrición adecuada a los astronautas, cómo responder a las enfermedades en el espacio y cuestiones de agritecnia. 

En la categoría de alimentos, por ejemplo, Stibbe investigará cómo afecta la falta de gravedad a la producción de carne cultivada, utilizando la tecnología patentada por la startup israelí Aleph Farms. «En lo que nos centramos ahora no es en aterrizar en Marte, sino en aterrizar en la Luna», matizó Israel. «Aterrizar en la Luna va a ocurrir muy pronto, dentro de tres años».

Publicar un comentario

0 Comentarios