Visitas

6/recent/ticker-posts

Impactos de condrita carbonácea originaron el agua en la Luna

A través de datos enviados por la sonda Chang'e 4, un equipo de investigación chino ha descubierto que un meteorito golpeó la Luna hace aproximadamente un millón de años y es una de las causas de la existencia de agua en el satélite, según informó la Academia de Ciencias de China (ACCh). Se cree que el evento del impacto está relacionado con las condritas carbonáceas, una clase de asteroides ricos en agua, tal y como explica Liu Yang, del Centro Nacional de Ciencias Espaciales (CNCE), entidad bajo el mando de la ACCh, autora del estudio.

Cuando una condrita carbonácea golpea la Luna, parte del agua que transportaba puede ser retenida en el satélite, indicó Liu. Estudios anteriores han demostrado que este tipo de impactos son uno de los principales contribuyentes al agua en el astro, junto con las erupciones volcánicas y el viento solar. El equipo de investigación estima que el evento ocurrió dentro de un período de tiempo corto en comparación con la escala de tiempo geológico de la Luna desde su formación, lo que significa que el choque es equivalente a lo sucedido hace solo unos minutos en la vida de una persona.


© Patronos del Museo de Historia Natural de Reino Unido



El estudio, que concluye que los impactos de condritas carbonáceas todavía están proporcionando agua a la Luna, fue publicado en la revista Nature Astronomy y viene a confirmar lo que también se viene especulando desde la NASA: los meteoritos liberan agua en la superficie lunar. De hecho, no es la primera vez que los minerales recogidos apuntan en esta dirección. Hace 3 años, un meteorito descubierto en el desierto del Sahara indicó que puede haber agua en forma de hielo en el subsuelo lunar. Encontraron en él un mineral llamado moganita, una variedad de óxido de silicio que requiere la presencia de agua para formarse. 

Parte de ese agua todavía podría permanecer congelada a pocos metros por debajo de la superficie del satélite, protegida del calor del sol y podría servir, por tanto, como recurso para misiones espaciales. Dando por hecho que ésta sería una de las causas del origen del agua en la Luna, expertos de Reino Unido y Australia también plantean que el Sol, en concreto los vientos solares, tuviera algo que ver en este proceso. 

Publicar un comentario

0 Comentarios