Visitas

6/recent/ticker-posts

El negocio de explotar energéticamente la Luna

Hace mucho que la exploración espacial se ha centrado en alcanzar destinos muy lejanos, pero ahora la carrera está en explotar energéticamente las nuevas fronteras. Entre ellas, la Luna. El astronauta y exministro Pedro Duque se ha posicionado esta semana sobre la misión Artemisa de la NASA. Según su opinión, es posible que el regreso del ser humano al satélite no llegue hasta 2026, como mínimo. La culpa la tiene la financiación. No obstante, el interés en volver al astro viene marcado por las posibilidades de encontrar allí nuevas fuentes de energía. 

«Tenemos esa esperanza que nos llegó del análisis del regolito que nadie le dijo a Neil Armstrong que tenía que traer, pero que le pareció que entre las piedras le cabía la arena y la trajo, y ahí encontramos esa variante del helio que después los científicos de partículas se dieron cuenta de que, utilizada de cierta manera en reactores nucleares de fusión, que todavía no tenemos, pero lo mismo los tendremos, se producía el curioso milagro de que no se acumulaba radiación en ninguna parte del reactor por usar eso».


© NASA


Adicionalmente a la esperanza por las posibilidades que tiene esa variante del helio, el astronauta indica más razones para volver a nuestro satélite, entre ellas, la minería. «No hemos hecho ningún agujero gordo en la Luna y no sabemos qué es lo que hay si haces una minería, si a lo mejor tuvieras la suerte de encontrar suficiente material como para que merezca la pena el coste del transporte. La gente dice que la minería de la Luna quizás nos enseñe a hacer minería en los asteroides, que es donde ya sí que hay todos los materiales si pillas el adecuado. No lo sé», reflexiona Duque.

Helio, titanio y uranio bajo su superficie despiertan las ansias de China, Rusia y EE UU. «No sé cuánto tardará esto en ser sostenible económicamente y en que la gente se dé cuenta que ya se puede hacer negocio. Voy allí, lo traigo, vengo para acá, me he gastado un montón de dinero, pero ahora saco más. Eso no sé cuánto va a tardar, pero lo que lo que está claro es que, según vas expandiendo el conocimiento y la tecnología, pues vas encontrando nuevas maneras de sacarle rendimiento», sentencia.

Los análisis de rocas lunares traídas a la Tierra por las misiones Apolo indicaron que el satélite es rico en tierras raras, un grupo de 17 elementos –minerales y metales– como el escandio, itrio, lantano y cerio, entre otros. Relativamente escasos en nuestro planeta, cada vez son más demandados por su uso en la fabricación de tecnologías energéticas eficientes, como células solares o ampolletas led, como también en la electrónica de smartphones y computadores.

Publicar un comentario

0 Comentarios