Visitas

6/recent/ticker-posts

EE UU crea un cohete para minar la Luna y extraer agua

Uno de los grandes desafíos para establecer una base en la Luna es poder extraer el hielo de ella y convertirlo en agua. Para eso, la compañía estadounidense Masten Space Systems ha desarrollado un sistema de minería de cohetes llamado Rocket M (Resource Ore Concentrator using Kinetic Energy Targeted Mining), que utiliza un motor de cohete cerrado y un sistema de vacío para recolectar hielo de agua. Diseñado en colaboración con Honeybee Robotics y Lunar Outpost, el nuevo Rocket M es capaz de extraer rápidamente volátiles congelados nuestro satélite.  

Cuando aterrice, el dispositivo saldrá del módulo de aterrizaje y viajará a la zona minera. Ya en su lugar de trabajo, el Rocket M activará el motor, capaz de perforar cráteres de hasta 2 metros de profundidad, con pulsos de medio segundo, durante los cuales el suelo lunar se elevará en el aire. Este propulsor, ubicado bajo una cúpula plegable presurizada, empleará una serie de cohetes que fluidifican el regolito del hielo exponiéndolo al calentamiento convectivo directo. La eyección de múltiples minidisparos estallará (de forma controlada) en la cúpula gracias al combustible y se canalizará a través de un sistema de vacío que separará las partículas de hielo del polvo y lo transportará a contenedores de almacenamiento. 


© Masten Space Systems


Se prevé que Rocket M produzca 100 kilos de hielo por cráter y que haga hasta 12 cráteres por día, lo cual permitiría conseguir más de 420.000 litros de agua lunar por año. Según sus desarrolladores, el sistema es rentable y no requiere de mantenimiento continuo. El agua almacenada se puede electrolizar en oxígeno e hidrógeno, utilizando energía solar para continuar alimentando el motor del cohete durante más de 5 años. Las búsquedas apuntan al hielo atrapado en el Polo Sur, donde sus depósitos se identifican como prometedores. 

Si todo sale según lo planeado, este avance se convertirá en una base sólida para colonizar el satélite. El nuevo sistema de minería de cohetes también permitiría excavar rápidamente capas de regolito desecadas, que se pueden recolectar y usar para desarrollar otros tipos de infraestructuras, o acceder a otros tipos de volátiles congelados, como el basalto. El principal desafío del emprendimiento es lograr diseñar un rover que pueda trasladarse hasta la cuenca de Aitken. Se estima que esa zona contiene aproximadamente 70 millones de kilos de hielo.

Publicar un comentario

0 Comentarios