Visitas

6/recent/ticker-posts

Se confirma la existencia de hielo en los polos

Fría y sin atmósfera. Así es la Luna. Debido a sus temperaturas extremas, se le considera el astro menos caliente del sistema solar. De hecho, suele oscilar entre los -240º C y los 104º C. 

Un lugar inóspito en el que el instrumento Moon Mineralogy Mapper de la NASA ha detectado y confirmado, como cuenta el astrónomo José Vicente Díaz, la presencia de hielo en los polos sur y norte. Concretamente, en el interior de cráteres donde nunca llega la luz del Sol. 

Se trata de hielo muy antiguo, de millones de años. Aún así, el hallazgo de presencia de agua en la Luna es importante para posibles misiones a nuestro satélite. Se podría obtener hidrógeno y oxígeno de ella, vitales para futuras bases humanas lunares.

Este descubrimiento confirma lo que ya se intuía desde 2009, cuando se hizo impactar contra la Luna el cohete LCROSS con el objetivo de saber si en el interior de Selene existía agua. La clave fue estudiar la columna de material expulsado por el impacto para determinar si había.



Imagen de la distribución de hielo en el polo sur (izquierda) y el polo norte (derecha), detectado por el Moon Mineralogy Mapper. El azul representa las ubicaciones. La escala de grises corresponde a la temperatura de la superficie (el más oscuro, las áreas más frías). El hielo se concentra en las ubicaciones oscuras y  frías, en cráteres. © NASA


Datos sobre el astro

Según la mitología, se llama Selena, que proviene del nombre 'Selene', diosa griega asociada a la Luna. También el nombre 'Luna' proviene del latín Leuksna, que significa 'la que ilumina'.

Su diámetro ecuatorial mide 3.474 km y es el quinto satélite más grande del Sistema Solar. La distancia media con la Tierra es de 384.400 km, aunque varía a lo largo de la órbita lunar.

El eje de rotación terrestre está estabilizado gracias a su influencia e incluso el movimiento de las mareas que provoca ayudó a la aparición de vida en nuestro planeta. También sirve de escudo para algunos asteroides que pudieran impactar contra la Tierra. 

Pasa por diversas fases. Y gracias a ella ocurren los eclipses de Sol. Debido a que el tamaño aparente en el cielo de la Luna y el astro rey es prácticamente el mismo (0.5º) se pueden producir eclipses totales de Sol al pasar justo por delante.

Publicar un comentario

0 Comentarios